Octava victoria consecutiva para el Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto, que se impuso al Levidrio Villacelama Reino de León (57-51) en un partido de altibajos. A pesar de las bajas de Íñigo Mayorga y Guillermo Raposo, quien se perderá lo que resta de temporada, el cuadro de David Enciso y Alejandro Paniagua aprovechó su magnífica puesta en escena para llevarse el triunfo en los minutos finales.

 

Y es que el inicio no pudo ser mejor para el filial blanquivioleta. 19-0 en apenas siete minutos pusieron muy de cara la contienda para el Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto, aunque los leoneses despertaron al final del primer periodo (28-13). La ventaja seguía siendo segura, pero la reacción visitante continuó y el desacierto de ambos equipos propició que los vallisoletanos alcanzaran el descanso mandando por ocho puntos.

 

La mala inercia hizo mella en el Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto y el desacierto volvió a imperar en el tercer periodo. La mala selección de tiro y el hecho de entrar pronto en bonus, permitió a los visitantes recortar distancias antes de encarar el último asalto, cuando aún dominaban los pucelanos por cinco puntos.

 

Nuevamente el bajo acierto ofensivo en ambos lados de la cancha llevó el partido a los últimos minutos por decidir, cuando, a pesar de la juventud local, los de David Enciso y Alejandro Paniagua lograron estirarse con varias canastas que decidieron el encuentro (57-51). El Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto, de ese modo, pone la octava victoria consecutiva en su casillero y escala hasta la segunda posición de la tabla.

Facebooktwitter