Triunfo brillante para arrancar la temporada como local en Pisuerga. El UEMC Real Valladolid Baloncesto fue mejor desde el principio, consiguió una buena renta en el primer cuarto y supo ampliar esa ventaja con el paso de los minutos, con poderío desde la línea de triple, derroche de esfuerzo y con solidez en defensa, además de velocidad para hacer eléctrico el encuentro.

 

La primera canasta mostró a las claras la ambición local. Kuiper anotó de tres en lo que sería una constante, con los de Paco García castigando desde el 6,75 a una escuadra burgalesa que no encontraba la manera de frenar los ataques rivales. En defensa destacó el conjunto morado que, paulatinamente, ampliaba su ventaja para acabar el primer cuarto con una renta de 13 puntos.

 

Se amplió ese margen en un segundo cuarto demoledor. Con un acierto desde el triple del 58% para anotar siete de 12, con siete lanzadores diferentes, y con manos que se multiplicaban en las ofensivas de San Pablo para robar una y otra vez, Pucela se marchaba en el luminoso con claridad notable. El 45-24 al descanso hizo justicia a lo visto sobre el parqué, con Pantzar, Mike Torres y Belemene como los más destacados.

 

Reacción frenada

 

No dejó el UEMC Real Valladolid Baloncesto que las dudas empañasen una tarde emocionante en Pisuerga. Por eso, aunque los burgaleses salieron con energía tras el vestuario y se anotaron un parcial de 0-6, los locales encauzaron el tercer cuarto, cómo no, con un triple de Puidet que enchufó de nuevo a los vallisoletanos para mantener la renta. Eso sí, en el tramo final y lastrados por las faltas, el resultado con el que se entró al cuarto decisivo fue de 56-42.

 

Lejos de tener el triunfo atado, tocó sufrir. No tanto por la diferencia en el marcador, que aunque bajó a +13 en ningún momento llegó a poner en peligro la victoria, sino por la sensación de ver a los burgaleses recortar en apenas un minuto y medio. Faltaban menos de cuatro y Paco García, a través de un tiempo muerto, logró frenar esa reacción visitante para tener un final de encuentro plácido.

 

Con 27 puntos de valoración y 16 de anotación destacó sobre todos los demás Melwin Pantzar, muy por encima del visitante Corbalán con 19. A valorar, que todos los jugadores de Paco García han acabado en positivo, buenas sensaciones para pensar ya en el siguiente partido, el domingo 16 a partir de las 19.00 horas con la visita al Juaristi ISB.

 

Ficha técnica:

(75) UEMC Real Valladolid Baloncesto: Mike Torres (8), Jaan Puidet (9), Dominic Gilbert (6), Jordy Kuiper (5), Herve Kabasele (2) -quinteto inicial-. También jugaron: Kevin Allen (8), Greg Gantt (5), Pablo Martín (-), Melwin Pantzar (16), Sergio de la Fuente (5), Álex Mazaira (3) y Romaric Belemene (8).

 

(61) Hereda San Pablo Burgos: Rodrigo San Miguel (0), Ale López (2), Calvin Hermanson (9), Marc-Eddy Norelia (8), Rasid Mahalbasic (4) -quinteto inicial-. También jugaron: Gonzalo Corbalán (16), Álex Barrera (2), Andrija Marjanovic (0), Mindaugas Kacinas (10), Obi Enechionyia (10), Joey van Zegeren (0), Tomas Chitadze (-).

 

Parciales: 21-8 | 24-18 | 11-16 | 19-19 |

Árbitros: De Lucas de Lucas, Franquesa Vázquez y Espiau Guarner.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga LEB Oro, disputado en el Polideportivo Pisuerga el martes 11 de octubre de 2022 ante cerca de 3000 espectadores.

 

Facebooktwitter