Paco García no quiere que el UEMC Real Valladolid Baloncesto baje el pistón. El técnico blanquivioleta avisó de la dificultad que entraña la visita al Juaristi ISB, un rival y un escenario harto complicados y que exigirán el máximo para poder llevarse la victoria.

 

Caja Rural Balonmano Aula Valladolid. “Quiero comenzar mandando mi máximo agradecimiento al equipo y a su capitana, Teresa Álvarez, por venir a vernos y estar con nosotros. Lo hablamos los entrenadores, lo de asistir a ver a unos y otros porque eso hace mucho por el deporte de la ciudad. Nos abre la ventana que queremos mantener entre los equipos de Valladolid”.

 

Juaristi ISB. “Les he pedido a lo jugadores el máximo respeto. Si bajamos ese pistón, el de la intensidad y el del baloncesto, tendremos problemas. En el WiZink Center, ante Estudiantes, no hay que hablar de motivación, pero esta semana hay que hacerlo para jugar en Azkoitia, un pabellón donde hay que saber jugar. Vienen de dos malos resultados, pero si están en la LEB Oro es porque el año pasado hicieron unos méritos extraordinarios, derrotando a grandes equipos”.

 

Plantilla rival. “Nathan Hoover es un excelente tirador al nivel de Hermanson o Schmidt. Mete mucho y tira fácil. Hay jugadores de calidad como Ansorregui, Íñigo Royo, Maconda, Magassa, cedido por el Betis… Buckingham tiene buena mano, Khasim Sy también es una amenaza. Juegan a campo abierto, con mucho ritmo y Beñat Hevia es un muy base. Si queremos ganar, debemos hacer un buen baloncesto, estar con un buen nivel físico e intensos.”

 

Sensaciones. “El equipo tiene mucho margen de mejora. Sabemos leer y corregir los errores. Hay buena lectura para eso. Me ilusiona creer que tenemos mucho margen. Estamos lejos de que la orquesta este totalmente afinada. Tenemos entradas buenas, pero se nos escapa algún mal minuto que tenemos que corregir. Hemos podido ganar los dos partidos y perder los dos también. Vamos a buscar la segunda y el objetivo sigue siendo el de ganar el siguiente partido, da igual contra quién y dónde”.

 

Claves del partido. “Nosotros desarbolamos a San Pablo Burgos con la intensidad y corriendo, anotando en los primeros segundos de las posesiones. Es la línea, no podemos renunciar a nuestra identidad. Hemos de tener disciplina espartana para no perder balones que hace que caigamos, como en Palencia. Hay dos diferenciales: ganar el rebote y cometer menos pérdidas que el rival”.

 

Juego interior. “Hay que ver a los pívots también y darles balones. Necesitamos que nuestros hombres grandes toquen la bola y tengan más participación”.

 

Sergio de la Fuente. “No le he dado un toque. No hay nadie a quien yo quiera más en este equipo como a él. Por eso le aprieto. Sé por lo que ha pasado y lo que le fastidia perderse la pretemporada. Él sabe que Kuiper y Mazaira están jugando en su posición bien, y es normal que entre con ansiedad. Necesita tranquilizarse. Tiene un peso brutal en este equipo y lo va a demostrar. No estoy preocupado, sé que va a alcanzar su mejor nivel, pero hay que entender que se ha perdido tres semanas de trabajo en un momento clave”.

 

Afición. “Con 1500 personas seguiremos siendo un equipo de LEB Oro en el que sus fieles se lo pasarán fenomenal viendo los partidos. Hay que contarlo para que la gente se anime. Creo que es una guerra perdida. Felicidades a San Pablo Burgos porque dieron un extraordinario sentido a lo que es animar al equipo, pasárselo bien, respetar al rival y a su propio equipo. Qué ejemplo más bonito. Más llamamientos no se pueden hacer, ni ser directos. Somos los que somos. Nos partiremos el pecho y daremos el máximo a nuestra afición y lamentaremos no llegar arriba sin un respaldo social mayor”.

 

Facebooktwitter