Existen muchas posibilidades y cábalas para el UEMC Real Valladolid Baloncesto en la última jornada de liga, la cual disputan en Cáceres, pero únicamente una válida y en la que piensan las ardillas: ganar, ganar y ganar. El conjunto de Paco García cierra la fase regular en la cancha del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, donde una victoria le otorgaría la ventaja de campo en la eliminatoria de playoffs, premio y objetivo que llevan persiguiendo durante toda la temporada. Los extremeños, salvados hace dos jornadas, tratarán de despedir el año con un triunfo ante su público, puesto que llegan con la permanencia ya en la mano.

 

Pero si alguien piensa que el partido va a ser un camino de rosas para los de Paco García, ese alguien no puede estar más equivocado: el último partido disputado en el Pabellón Multiusos de Cáceres se saldó con una vital victoria (102-94) de los extremeños ante Leyma Coruña, conjunto que, pase lo que pase, acabará la temporada regular en tercera posición. Sin olvidar el agónico partido que el conjunto verdinegro perdió en Pisuerga en el encuentro de ida, teniendo que llegar a una prórroga que se forzó con un ‘3+1’ de Puidet sobre la bocina. Las ganas de revancha y de cerrar el curso con un triunfo, motivos de peso para los locales en busca del triunfo.

 

Los vallisoletanos, así, encaran la cita con mucho en juego. Una victoria en Cáceres otorgaría automáticamente la ventaja de campo en la serie de playoffs, factor vital para superar la eliminatoria. Independientemente de lo que hagan el resto de rivales directos: Movistar Estudiantes, ICG Força Lleida y Hereda San Pablo Burgos. Uno de ellos será el adversario de los blanquivioleta en una serie al mejor de cinco con un billete a la Final Four en juego.

 

En frente, un Cáceres Patrimonio de la Humanidad que ha conseguido la permanencia hace un par de semanas. El registro de los pupilos de Roberto Blanco es de 10-23, si bien es cierto que como locales (5-11) han sufrido duros reveses a lo largo de la temporada. Reveses que se contraponen con el triunfo reciente sobre el Leyma Coruña, y que precisamente certificó la salvación. Aviso para navegantes de la dificultad del cuadro verdinegro y de la dureza del Multiusos cacereño.

 

El UEMC Real Valladolid Baloncesto, por su parte, tratará de aumentar, más si cabe, el techo de las victorias conseguidas por el club en liga regular: con la victoria ante el Bueno Arenas Albacete Basket se logró superar las 20 victorias de la liga 18/19. El balance actual, a falta del último partido, es de 21-12, mismo registro que San Pablo Burgos, Movistar Estudiantes y ICG Força Lleida. Todo puede suceder, aunque lo único en mente para los pupilos de Paco García es ganar y asegurar el factor cancha.

 

Entre el UEMC Real Valladolid Baloncesto y un posible triunfo, el cuadro que dirige Roberto Blanco, un equipo renovado desde el inicio, con galones y amenazas en todos los puestos. La magia y muchos titulares los acapara Kenny Hasbrouck, el cual posee un promedio de 15.12 puntos, siendo el quinto jugador más destacado de la categoría en esa faceta. El base, asimismo, está bien acompañado por otros dos directores complementarios, Albert Lafuente y Dani Rodríguez, el máximo asistente histórico de la competición y jugador que firma más de ocho puntos por partido. Completa la posición un jovencísimo Pablo Sánchez, dando sus primeros pasos en la categoría.

 

Completan un juego exterior privilegiado, y con muchos puntos en las manos, jugadores de la talla de Lysander Bracey, el cual cuajó una actuación portentosa ante Leyma Coruña (28 puntos y 4 rebotes); el incombustible Kostas Vasileiadis, el cual posee una dilatada experiencia en ACB y Euroliga y al que parecen no pesarle los 39 años; además del talentoso Carlos Toledo, que también se suma al selecto club de jugadores con experiencia de ACB. Juan Santos, canterano y muy destacado en Liga EBA, se ha incorporado a la dinámica del primer equipo para completar la posición de alero.

 

Y si hablábamos de un perímetro con talento y punto, el juego interior no se queda corto. El segundo mejor promedio de puntos del conjunto de Roberto Blanco lo posee Kevin Bercy (11.8), ala pívot canadiense con varias temporadas en LEB Oro a sus espaldas. Sin olvidar los centímetros que van a aportar en la pintura jugadores de la talla de Cepukaitis, Julen Olaizola y Sasa Borovnjak, el cual, a pesar de ser recién fichado, ha caído de pie en la disciplina extremeña y es un jugador fundamental. David Sainsbury, un habitual de la Liga EBA, cierra una plantilla extensa y que ha sufrido una importante cantidad de movimientos a lo largo de toda la temporada.

 

Romaric Belemene, ex jugador del cuadro extremeño y que regresará a la que fue su casa durante una campaña, analizó el estado del UEMC Real Valladolid Baloncesto antes de afrontar la última jornada de liga. “Desde que llegamos lo primero era conseguir ser un grupo, a pesar de nuestras individualidades. Al final lo hemos conseguido, hemos demostrado ser un grupo sólido, saber sufrir, y eso se ha visto recompensado. Ahora es el momento de disfrutar de los esfuerzos realizados, aunque no siempre han ido bien las cosas. Estoy muy contento con el año que he hecho. He ido de menos a más, el equipo está muy bien”.

 

Paco García, por su parte, incidió en la necesidad de ganar de los suyos, y es lo único que tienen en mente para su visita al Multiusos. “Ahora empieza lo bonito. No sé si vamos a ganar en Cáceres y no sé quién será nuestro rival en el playoff. Nosotros queremos jugar de locales y, por ello, jugamos para ganar. Para conseguir la vigésimo segunda, acabar lo más arriba que se pueda y después ya veremos a qué rival nos enfrentamos. El año pasado Cáceres estaba en playoffs y este curso ha sido duro para evitar el descenso. Sé que mañana va a ser un partido difícil, a pesar de que esta semana hayan hecho de todo menos entrenar, pero quizás eso los hace aún más peligrosos. Sin jugarse nada ante un equipo que se juega mucho veremos lo que son capaces de hacer. Nosotros iremos a ganar para estar lo más arriba posible. Ese es el objetivo y para eso estamos aquí”.

 

El partido se disputará el viernes 19 de mayo a las 21.00 horas en el Pabellón Multiusos de Cáceres. Los árbitros de la contienda serán López Herrada, Zamora Rodríguez y Colomer Castello. El encuentro se podrá seguir a través de LaLigaSportsTV.com y en teleporte.es

Facebooktwitter