La liga alevín escolar ha tenido claro color blanquivioleta… y una gran sorpresa al final. Después de una gran temporada, el partido final lo han disputado el Grupo Antón RVB Negro y el Grupo Antón RVB Carmesí, asegurando que el título se quedara en casa, en Pisuerga. Y como reconocimiento a esa labor de sendos conjuntos, el primer equipo, el UEMC Real Valladolid Baloncesto, ha estado presente en la entrega de medallas.

 

Prácticamente la plantilla al completo del primer equipo vivió el partido de las pequeñas ardillas desde la grada, disfrutando de la actuación en una fiesta del baloncesto blanquivioleta. Al término del encuentro, asimismo, ejercieron de maestros de ceremonias y, después de celebrar los títulos conseguidos por los dos equipos de Grupo Antón Alevín, también participaron en la entrega de medallas para sorpresa de los pequeños de la casa.

 

 

Facebooktwitter