Una amplia representación del Real Valladolid, tanto de los primeros equipos masculino y femenino como del Pucela Basket, protagonizó este jueves la tradicional visita a los hospitales de la ciudad en las puertas de las fechas navideñas. Uno de los eventos más especiales y bonitos del año que sirve para dar cariño a los pequeños hospitalizados y a los profesionales sanitarios.

 

Las tres comitivas recorrieron las plantas infantiles del Hospital Clínico Universitario, el Hospital Río Hortega y el Hospital Recoletas Campo Grande. Repartieron regalos, sonrisas, abrazos y empatía tanto a los niños y niñas como a sus familiares y a los trabajadores.