El Clínica Sur-Aspasia RV Baloncesto trabaja con el compromiso ante el Covirán Granada a la vuelta de la esquina. A dos días de recibir a los nazaríes (domingo, 18.00), los blanquivioleta se ejercitan en Pisuerga con la intención de recuperar sensaciones y buscar una victoria importante que sirva para no perder fuelle en la clasificación.

 

Sin Jaan Puidet y con Greg Gantt entre algodones, el conjunto vallisoletano ha entrenado con normalidad e intensidad a poco más de 48 horas para recibir a “uno de los equipos más poderosos de la categoría”, tal y como ha admitido Hugo López en rueda de prensa. El Pucela, por si fuera poco, contará con público en las gradas de Pisuerga y su apoyo para afrontar un partido de máxima importancia.

 

Facebooktwitter