Tras la derrota del UEMC Real Valladolid Baloncesto en la cancha del Acunsa Gipuzkoa Basket, Roberto González analizó en rueda de prensa la actuación de los suyos. “Hasta el descanso hemos estado en partido, controlando sus dos fortalezas principales, que son los tiros de tres y el juego de bloqueo directo. En el tercer cuarto no hemos sido capaces de de tapar ninguna de esas dos vías y es cuando nos han roto. En el último periodo hemos seguido sin bajar los brazos, queriendo trabajar y defendiendo hasta el final, con lo que hemos podido maquillar el resultado. Doy la enhorabuena al rival por su partido”, reconoció el entrenador vallisoletano.

 

Facebooktwitter