El UEMC Real Valladolid Baloncesto pone fin a su particular maratón en Castellón y tratará de dar continuidad a las buenas sensaciones del reciente triunfo ante el CB Almansa con Afanion. De ese modo, los vallisoletanos disputarán su último encuentro aplazado y el quinto en quince días para concluir la vorágine de partidos.

 

Roberto González, para disputar la aplazada decimocuarta jornada, contará con la baja del canterano Juan García-Abril. El alero vallisoletano, a pesar de encontrarse ya recuperado tras superar el Covid-19 y dar negativo en los tests pertinentes, no viajará con el equipo puesto que la cuarentena le ha impedido ejercitarse durante toda la semana.

 

El choque del Ciutat de Castelló, de ese modo, enfrentará al cuarto y al undécimo clasificado, respectivamente. Los valencianos ostentan un balance de diez triunfos y nueve derrotas, dos de ellas de manera consecutiva en sus últimos compromisos. Los vallisoletanos, por su parte, parten con un 8-11 y una última victoria, la cosechada ante el CB Almansa con Afanion, que debe servir como guía para mantener la buena línea.

 

Y es que la mejor versión del UEMC Real Valladolid Baloncesto será necesaria para tener opciones ante un TAU Castelló que, como viene siendo habitual en las últimas temporadas, ha conformado una plantilla para estar en lo más alto de la LEB Oro.

 

Toni Ten es el capitán de la nave y comanda desde el banquillo a un plantel repleto de quilates, empezando por su timón, Óscar Alvarado, y de sobra conocido en Pisuerga. El base canario reparte 3.7 asistencias por partido y está bien complementado por Joan Faner, quien está brillando en la presente campaña.

 

En el perímetro destacan los puntos del tirador Calvin Hermanson, un francotirador que suma 14.8 puntos y casi tres triples por partido, y lo hace con un 40.4% de acierto. Además del alero norteamericano, Joel Sabaté, David Hook, Pablo Hernández y el joven Van der Vuurst, quien aterrizó en Castellón para suplir la baja de Edu Durán, también se erigen como amenazas para la defensa blanquivioleta.

 

En el juego interior, Rozitis y Stutz (16.3 tantos por partido y cuarto máximo anotador de la liga) son las principales referencias de una pintura que también cuenta con la incesante brega de Jorge Bilbao y la potencia de Kai Edwards.

 

Precisamente en la rueda de prensa previa al encuentro, Roberto González incidía en que lo más importante para el UEMC Real Valladolid Baloncesto es prolongar las buenas sensaciones y rayar a un buen nivel para competir, independientemente de la entidad del TAU Castelló. Hemos de tener consistencia para competir, independientemente de quién esté en frente. Ganar siempre viene bien para la moral y este era el momento, no había más momentos. Era clave y conseguimos también tener buenas sensaciones y jugar bien. Todo lo que sea no intentarlo como el miércoles no se puede permitir. Es como el valor en la ‘mili’, y a partir de ahora tiene que ser así”.

 

El encuentro será retransmitido por la aplicación de LaLigaSports.tv. Los árbitros del partido serán Mas Cagide, Checa Nebot y Lázaro Rodríguez.

 

 

Facebooktwitter