Choque de dinámicas opuestas en Pisuerga. El UEMC Real Valladolid Baloncesto, que arrastra tres tropiezos consecutivos, recibe este viernes (20.45) al HLA Alicante, que ha vencido en cinco de sus últimos seis encuentros, con tres al hilo de manera reciente. Ante un rival en forma y llamado a estar en la zona alta de la tabla, los blanqiuvioleta buscarán un triunfo, el quinto de la temporada, que sirva para revertir la inercia.

 

Y para ello, Roberto González podrá contar con todos sus efectivos. Después de una semana de entrenamientos a buen ritmo y sin contratiempos, los vallisoletanos tratarán de dar continuidad a las virtudes demostradas en la cancha del Movistar Estudiantes y corregir las carencias de la última derrota.

 

En la undécima jornada liguera, vallisoletanos y alicantinos afrontan el encuentro con solo una victoria de diferencia entre ambos conjuntos. Con 4-6 y en la undécima posición se encuentra el UEMC Pucela Basket, a tiro del 5-5 y el noveno puesto que ostenta un HLA Alicante que comenzó la temporada con cuatro tropiezos consecutivos, pero que llegará a Pisuerga en pleno estado de forma.

 

Además de la confianza de los resultados, el inminente rival del cuadro pucelano cuenta con un plantel lleno de jugadores de mucho nivel, diferenciales en la categoría y en estado de gracia. Y en el banquillo, uno de los técnicos más veteranos y reconocidos de la categoría: Gonzalo García de Vitoria.

 

En el puesto de base brilla con luz propia el experimentado Pedro Llompart, quien se erige como el jefe de operaciones de un equipo (6,7 asistencias por partido, líder de la categoría), el HLA Alicante, que también cuenta con el talento y los puntos de Justin Pitts, el oficio de Carlos Noguerol y el talento de Guillem Arcos. Y todo ello solo en el puesto de ‘uno’.

 

Alrededor de los directores, un perímetro con múltiples amenazas y puntos, repleto de piezas diferenciales: Gerel Simmons (13,7 puntos por partido), Fran Pilepic (11,9 y con experiencia en la Euroliga), Osvaldas Matulionis y Joan Tomàs.

 

Por si fuera poco, la batería exterior del cuadro alicantino está complementada por un juego interior versátil, con músculo y oficio: Walter Cabral,    Rolandas Jakstas, el gigante de 2.21 Aaron Menzies y el atlético e intimidante Joey van Zegeren, viejo conocido en Pisuerga, son los nombres propios de un equipo que rebotea con solidez y solvencia.

 

Ante semejante roster, Roberto González recalcó la importancia del nivel defensivo para un UEMC Real Valladolid Baloncesto que tratará, “con actitud y trabajo”, de que las dinámicas opuestas no sean un factor diferencial. “Cuentan con jugadores importantes que pueden resolver, con calidad, como Llompart, Pitts, Simmons, Pilepic o Van Zegeren, bien conocido aquí en Pisuerga. Muchos jugadores de mucho nivel, jugando bien, con confianza y resultados. La clave radica en estar sólidos y ver nuestra mejor versión durante el mayor tiempo posible y con eso nuestra defensa hará que ellos estén incómodos. El equipo está trabajando bien. En esta competición sabes que no vas a ganar todos los partidos y tenemos que convivir con la derrota, limpiar el partido anterior para preparar correctamente el siguiente, como hemos estado haciendo. La idea es competir y sacarlo adelante en nuestra casa, que es nuestro principal objetivo”.

 

El encuentro será retransmitido por la aplicación de LaLigaSports.tv. Los árbitros del partido serán Lema Parga, González Cuervo e Ibáñez García.

Facebooktwitter