Valoración. “Hay un justo vencedor, simple y llanamente porque es mejor a día de hoy que nosotros. Ha llegado mucho mejor al playoff en cuanto a forma, jugadores, rendimiento, acierto y poco más. No puedo poner en duda la intención de mi equipo de querer luchar por el partido, hemos hecho una buena puesta en escena, pero a medida que avanza el partido, el banquillo se mueve, la calidad de unos y otros se hace notar y la diferencia empieza a caer”.

 

Soluciones a la escasez ofensiva. “Consiguiendo que tu mejor anotador mejore el 2/13 en tiros de campo. Si hace esos porcentajes… ya sabemos que desde la sanción está fuera, su cabeza está fuera y el rival sabe cómo sacarle de sus casillas. En esta línea de acierto y juego no nos ayuda. Tiene demasiada ansiedad y le lleva a cometer errores y fallar, que dice muy poco de un jugador tan anotador como es él”.

 

Mejorar de cara al domingo. “Es difícil. Nuestro quinteto aguanta el tipo, luego sacas a jugar a Ziggy, que parece el Manco de Lepanto con el brazo pegado al cuerpo, sin poderlo despegar. Aunque la gente crea que este es un deporte de altos, sin pequeños no se puede jugar”.

 

Desconexión del primer cuarto. “Se le llama cuatro pérdidas seguidas, con cuatro contraataques. Estábamos 14-16, a un 31-16 con tiempo muerto entre medias, intentando pararlo, pero ha habido cuatro balones perdidos consecutivos que han terminado en bandeja o triple y te ves 8 abajo en 40 segundos. A medida que la fatiga aparece y la aportación del banquillo no ha sido la adecuada, el equipo se te cae”.

 

Cuestión de intensidad. “No, no creo que haya habido falta de intensidad. El equipo lo ha intentado. El otro equipo es mejor que tú, uno por uno y como colectivo. A día de hoy, no se pueden poner peros. Luchar contra muchas cosas, pero algo tan obvio como que son mejores que tú. Puede haber falta de dureza, de agresividad en algún jugador, pero no creo que haya hoy muchos jugadores a los que se les pueda echar en cara falta de intensidad. De acierto sí, pero de intensidad, de verdad creo que no”.

 

Diferencia en los triples. “Es mucho mayor la diferencia de calidad, los aleros de ellos cuando tiran, la meten. Y nosotros, no”.

 

Mike Torres y su baja. “Lo sabemos desde hace mes y medio que no iba a estar. Hemos pensado o creído que iba a estar para algún partido o playoff. La realidad, y no quiero ser duro, es que hemos fracasado todos, en el diagnóstico, tratamiento y recuperación. A día de hoy llevamos sin nuestro base titular 16 partidos. No lo espero para el tercero, no va a jugar nada ya. Ahora a recuperarse si quiere seguir jugando al baloncesto al más alto nivel”.

 

Sensación de tirar la toalla. “No no, para nada. Vamos a intentar plantear el partido con la misma intención y ganas que hemos tenido hoy. Esperemos tener un poco más de acierto para equilibrar el del rival. Si miras los cuatro aleros de San Pablo, creo que nos doblan los puntos de los nuestro”.

 

Consuelo de no bajar los brazos. “No, no lo ha hecho, por eso lo digo. No la metemos, perdemos balones y rebotes, pero no creo que haya habido falta de intensidad. Si hoy no la tenemos nos vamos con 40 fácil. El equipo ha tenido la capacidad para aguantar las embestidas cuando ellos se han visto muy arriba y querían más”.