Dāvis Geks, un escolta tirador para el perímetro del UEMC Real Valladolid. El escolta letón, conocedor de la LEB Oro después de disputar tres temporadas en las filas del Liberbank Oviedo, se convierte en el segundo fichaje del verano y llega a Pisuerga después de una última y sobresaliente campaña en el BK Liepājas lauvas de su país natal. Tras las renovaciones de Sergio de la Fuente, Melwin Pantzar y Juan García-Abril, sumadas al alta de Alec Wintering, Roberto González ya cuenta con cinco jugadores de cara al venidero curso 2021/2022.

 

Dāvis Geks (Bauska, Letonia; 7 de marzo de 1995) es un escolta de 1.92 que destaca por su anotación exterior, capacidad para lanzar de tres por contar con un físico importante que le convierte en un excelente defensor y reboteador. El jugador báltico tiene buena mano para lanzar tanto recibiendo como tras bote. Asimismo, el exterior blanquivioleta también sabe jugar sin balón, buscar los espacios y penetrar con fuerza hacia la canasta gracias a su buen manejo y primer paso.

 

Formado en su país natal, en las filas del del BK Barons Kvartāls de Riga, el nuevo jugador del Pucela ya destacó en su primer año como profesional. El escolta promedió 11.8 puntos (42.6% desde la larga distancia), dos rebotes y 1.7 asistencias en la Liga Letona y 14.4 tantos (48% en triples) en la prestigiosa Liga Báltica.

 

Su magnífica carta de presentación llamó la atención del Movistar Estudiantes, que firmó al exterior letón por tres temporadas, aunque lo cedió al Liberbank Oviedo, equipo en el que ha disputado la LEB Oro durante esos tres cursos.

 

En el cuadro ovetense, Davis Geks ha ido creciendo campaña tras campaña y así lo dictan sus estadísticas. En 29 minutos de media por partido, el segundo fichaje del UEMC Real Valladolid Baloncesto promedió 10.3 puntos y 40.9% de acierto en triples, 3.1 rebotes y 1.6 asistencias para sumar un total de 9.1 créditos de valoración.

 

Después de jugar a un buen nivel en España, el escolta letón regresó a su país natal para militar en las filas del BK Liepājas lauvas, equipo que compite en la Latvijas Basketbola līga, la primera división del país, y en la División Élite de la Liga Báltica. En el campeonato doméstica, de hecho, Dāvis Geks alcanzó las semifinales, cayendo ante el VEF Riga, campeón y dominador de la categoría en los últimos años. El nuevo exterior blanquivioleta, asimismo, firmó unas medias de 14.1 puntos, 2.4 rebotes, 2.9 asistencias y 11.9 créditos de valoración, números que acreditan un gran rendimiento en una de las divisiones más importantes a nivel europeo.

 

“Un perfil idóneo para lo que buscábamos”

 

Tras el fichaje del escolta báltico, el UEMC Real Valladolid Baloncesto ya cuenta con cinco piezas para la temporada 2021/2022, y el director deportivo blanquivioleta, Pepe Catalina, analiza la llegada de Dāvis Geks. “Su fichaje es muy importante para el Club, ya que es un jugador al que se pretendía desde hace tiempo y esta vez se ha hecho posible. Conoce el baloncesto español, la cultura y la competición. Es un jugador letal en el tiro exterior, distancia desde donde no baja del 40%, promediando más de diez puntos por partido. Asimismo, ha añadido a su repertorio la capacidad de atacar con el balón, jugar con bloqueos directos y asistir a los compañeros. Su presencia generará espacios para otros compañeros y aportará anotación y peligro desde el perímetro. Si a todo eso le añadimos que es un buen defensor, hablamos de un perfil idóneo para lo que buscábamos”.

 

 

Facebooktwitter