Últimos coletazos de la temporada 2024/2025 y alegría final del IVECO Cadete B RVB para ir cerrando el año. El cuadro blanquivioleta disputó el II Torneo Cadete La Cistérniga y lo completó con muy buenas sensaciones, ganando los tres partidos disputados y una gran alegría en los compases finales del curso deportivo.

 

El equipo dirigido por Jacinto Da Cuña, Miguel San José y Rafael Fuertes, de este modo, afrontaba el torneo amistoso con dudas por la falta de competición de los suyos tras casi un mes desde el último partido oficial, pero las sensaciones no pudieron ser mejores al final, que no de inicio. A pesar de que a las ardillas les costó y el inicio fue lento, sin correr, impreciso y poco fluido, una positiva segunda mitad ante el CB La Flecha fue suficiente para llevarse el primer triunfo y crecer en la jornada inaugural.

 

Ante San Isidro, equipo al que ya se habían enfrentado los del Pisuerga en dos ocasiones, los blanquivioleta ofrecieron una imagen muy seria, especialmente en los tres primeros cuartos. El buen trabajo defensivo y en el rebote permitió correr, jugar con fluidez en ataque y anotando con facilidad para hacerse con una buen renta. Fue suficiente para amarrar el partido a pesar del exceso de relajación en el último asalto, el cual no empañó el fantástico envite de los pucelanos.

 

Con billete para el final, el último día llegó el colofón ante el anfitrión, La Cistérniga, un equipo con jugadores mayores y que desbordó en los primeros cuartos al IVECO Cadete B. Superados en defensa, mal en el rebote y claramente superados, los blanquivioleta afrontaron el último cuarto con 21 puntos de desventaj ay el encuentro prácticamente visto para sentencia… o no. Los de Jacinto Da Cuña, Miguel San José y Rafael Fuertes, negados a rendirse, apostaron por salir a por todas en el último cuarto y esperar su oportunidad, si llegaba. Y vaya si lo hicieron. Las ardillas sacaron el pico y la pala y se pusieron a limar la desventaja posesión a posesión, paso a paso, hasta llegar a los últimos dos minutos y medio 10 abajo. Había opciones.

 

La presión a toda la cancha y los dos contra uno que hicieron los del Pisuerga les dieron alas para mejorar en el rebote, buscar ataques rápidos y verticales hasta meterse en partido y terminar ganándolo con una impresionante remontada en la que se demostró el ADN competitivo del equipo y la generación. Un colofón tremendo a un buen año y una última alegría antes de las vacaciones.

 

Por si fuera poco, en el concurso de triples que se celebró durante el certamen amistoso, dos ardillas se hicieron con el primer y el segundo puesto: Alexis y Álex, poniendo el broche a un evento magnífico a nivel colectivo y también individual para el IVECO Cadete B.