Sin tiempo para la euforia ni para el descanso, el UEMC Real Valladolid Baloncesto de Paco García tratará de rebajar la exaltación tras el último triunfo, el del WiZink Center, y hacer valer es abuena dinámica para el próximo compromiso. Guuk Gipuzkoa Basket, “posiblemente el equipo que mejor juega al baloncesto de la liga”, en palabras del técnico blanquivioleta, se antoja como un adversario harto complicado y un rival directo en los puestos de playoffs.

 

Público en Pisuerga. “Quiero empezar porque mañana venga gente. No me vale que el partido sea a las 20.45, que sea de noche y hace frío. No me vale. El otro día con la selección española eran las 21.00, había colegio al día siguiente, hacía frío y hay gente para todo. No me valen las excusas, el público tiene que venir, nos tiene que animar y no sabe lo importante que es para el equipo cuando sale a la pista ver la grada llena, con público y ganas de animar. Venimos de hacer un magnífico resultado, estamos en una buena situación con cuatro victorias seguidas y más no se puede pedir. Hemos perdido tres y hemos ganado seis, no se nos puede negar que luchamos, nos pegamos y damos espectáculo. Además, viene, para mí, el equipo que posiblemente juega el mejor baloncesto. Hay plantillas mejores, pero este Gipuzkoa, que estuvo en Final Four la temporada pasada y repiten varios jugadores, es el equipo que mejor aprovecha los espacios y juega”.

 

Guuk Gipuzkoa Basket. “Este curso han encontrado otro torpedo de puntos como Barcello, que mete, genera juego y pasa. Oroz es un buen base, se han repuesto a la lesión de Zubizarreta, cuentan con aleros de primer nivel, un ‘cuatro’ abierto como Carlson, con facilidad para meter, Aurrecoechea, que está jugando a un nivel excelente y Marcius detrás. Para mí, el equipo que posiblemente mejor está jugando al baloncesto. Perdió en Lleida en la primera jornada y en los siguientes ocho partidos, sólo una derrota, en Alicante y por uno, con victorias y sensación de arrasar. Unos números que te dejan atónito. Es un buen espectáculo, animo a que venga el público, somos dos equipos en muy buena dinámica, se ven muchas cosas de las que gusta ver en baloncesto. No somos rácanos. Es un partido importante para la clasificación”.

 

Rebajar la euforia. “El domingo al terminar el partido, ves la alegría de jugadores y cuerpo técnico, emocionados después de la victoria, dejé que bajaran pulsaciones y les dije que después de la exaltación, llegaba el aguafiestas, que era yo, para recordarles que en apenas 72 horas teníamos un partido tremendo. Emocionalmente es una faena no poder disfrutar de una victoria así, pero no hay tiempo. Lo que más nos preocupa es recuperar a jugadores que salen muy tocados. Mike Torres juega muchos minutos el otro día, Sergi Costa firma un buen partido y sale tocado porque sale de lesión después de 17 días parado y con muchos minutos, Maj Kovacevic, con un virus que ayer le tenía en cama todavía. Recuperar jugadores, sacar hoy un buen entrenamiento de calidad y llegar en las mejores condiciones físicas. Las anímicas y emocionales es mi trabajo, el poner las pilas a todo el mundo para jugar”.

 

En buena dinámica. “Esa es la intención, alargar la buena dinámica. Estamos en la ola buena, cuatro victorias seguidas y partido ante un rival directo en posiciones de playoffs. Tenemos que soportar esa presión o ilusión después de ganar en Madrid y hacer una lectura positiva, que el cansancio se quede en casa y sacar todo lo que tenemos. Es un rival que juega muy bien al baloncesto. Hace dos temporadas dieron aquí una lección, la pasada remontamos y ganamos un encuentro tremendo, y allí, en San Sebastián, ganamos haciendo un partidazo. Da gusto verlos jugar. Juegan muy bien, hay que aprovechar la ola buena para sacar lo mejor y dejar las cosas malas, fatiga, cansancio y desgaste para poder ganar mañana”.

 

Dos partidos consecutivos en casa. “Sería un error tremendo del subconsciente el pensar en esos dos partidos. Solamente hay uno, el de mañana, y cuando acabe, planteamos el siguiente. No debemos de mirar con más perspectiva. Lo que tenemos delante es Gipuzkoa y cuando acabe, al siguiente. Sé contra quien jugamos después, pero lo importante es ganar mañana”.

 

Barcello, fichaje de Guuk Gipuzkoa Basket, comparado con Jaworski. “Los buscan hasta parecidos morfológicamente. Ese perfil de jugador con capacidad anotadora, no muy grande. Tienen muchas cosas en común. Barcello es más jugador, más generador de juego, no sólo un anotador o tirador. Genera mucho para los demás y se benefician los demás. Hay muchos jugadores con mucha calidad individual y el baloncesto que practican. Incluso cambiando de entrenador, Mikel Odriozola por Lolo Encinas, jugando un baloncesto fácil con jugadores que interpretan muy bien ese tipo de juego”.

 

Bajas para el partido. “Descartado solamente está Iñigo Royo. Pensamos que Sergi no va a tener problemas para estar, ojalá como el otro día en Madrid. La gran duda es Kovacevic, a ver cómo se ha levantado hoy, si ha bajado la fiebre y que pueda estar en condiciones mañana”.

 

Clasificación hasta el momento. “Hay algo que chirría de la parte baja, que son los dos descendidos, y en algún momento tendrán que reaccionar. Betis y Fuenlabrada. No es normal que los dos estén tan abajo en la tabla. Alguno de los que está arriba tendrá que bajar alguna posición y de los que están abajo, subir alguna. Para mi tranquilidad, cuanto antes se rompa la liga, mejor, y descartar lo de abajo. Me cuesta creer que haya una rotura en la clasificación. No me parece que sea demasiado normal porque está muy igualada y cualquiera te puede ganar. No podemos pensar que se va a romper fácil, aunque viendo la clasificación, sí hay una fracturita de victorias”.

 

Consulta popular sobre escudo del Real Valladolid. “Estamos en un país democrático y el propietario es el que pone las normas. Yo haría una petición, que se cambiara el himno. En vez de ‘goles y gestas’, goles y cestas, dándole un toque de humor y de seriedad, por supuesto. Ya que estamos casi integrados… quedaría fenomenal. Por meterme en un charco, no tengo mucho que decir. El nuevo me gusta, el antiguo me gustaba, y éste creo que queda fenomenal, es una imagen más moderna y que encaja mejor. Me gusta, particularmente”.