Segunda etapa sin apenas descanso para el UEMC Real Valladolid Baloncesto. Tan solo tres días después del último encuentro y sin tiempo para haber saboreado la victoria, el cuadro blanquivioleta afronta un nuevo esfuerzo en busca del triunfo en Cáceres, el cual supondría el tercero de manera consecutiva y séptimo de la temporada. Después de no competir durante 32 días, el calendario liguero no da tregua para un Pucela sobresaliente a domicilio.

 

Y es que, de las seis victorias sumadas a lo largo de la temporada, cuatro han llegado lejos de Pisuerga. De hecho, el equipo de Roberto González solo ha caído en las canchas del ICG Força Lleida y del Movistar Estudiantes, con lo que tratará de prolongar sus buenos números como visitante en el Multiusos Ciudad de Cáceres.

 

Antes del parón, el UEMC Real Valladolid Baloncesto venció al HLA Alicante y, este martes, reanudó la competición tal y como la había dejado: con una alegría en Azpeitia. Por ello, la visita al Cáceres Patrimonio de la Humanidad puede suponer el tercer triunfo de manera consecutiva, un hito que pondría de manifiesto la progresión y el buen momento blanquivioleta.

 

Pero la empresa no será nada sencilla. El cuadro que dirige Roberto Blanco, uno de los más experimentados y duros de la categoría, supondrá una prueba de máxima exigencia para un UEMC Pucela Basket que tiene a todos sus efectivos sanos, pero cuenta con poco margen de descanso después del último compromiso. Todo lo contrario que los verdinegros, quienes no juegan desde el pasado 22 de diciembre, fecha en la que se impusieron al TAU Castelló y pusieron la tercera piedra de una racha de tres victorias al hilo.

 

Con un balance de cinco triunfos y tan solo dos derrotas, el Multiusos Ciudad de Cáceres se erige como un fortín para el cuadro extremeño, que, además de ser un clásico de la competición, cuenta con una plantilla extremadamente competitiva y repleta de nombres propios importantes.

 

Jorge Sanz y Mateo Díaz conforman una interesante dupla de bases con dos perfiles opuestos: la veteranía y la dirección del español junto con la juventud y el descaro del argentino, quien ya dio buena muestra de su potencial durante el amistoso de la pasada pretemporada. A su alrededor, por si fuera poco, Jaume Lobo, Manuel Rodríguez, Romaric Belemene y Devin Schmidt (14,08 puntos por partido) se erigen como las principales amenazas de un perímetro con muchos puntos.

 

E el juego interior, Benoit Mbala se persona como el principal referente y sus 14,6 puntos y 5,6 rebotes de media dan buena muestra de su capacidad física para dominar la pintura. El jugador camerunés, además, está bien secundado por los centímetros de Julen Olaizola y Duje Dukan, dos piezas con galones en la LEB Oro.

 

Ante el cuadro de Roberto Blanco, Roberto González espera dar continuidad a la buena dinámica de su UEMC Real Valladolid Baloncesto, pero también es consciente de la dificultad que entraña el rival. Es un partido importante y difícil porque todos cuentan y complicado porque ellos han ganado los últimos tres partidos y lo han hecho jugando muy bien. En casa se hacen fuertes y duros. Cuentan con jugadores como Mbala, Schmidt, Jorge Sanz o Lobo que son importantes en esta liga. Son un equipo trabajado y complicado. Cáceres no es parecido a Juaristi. Este es un equipo que conoce la liga, experto en la categoría, que sabe jugar de otra manera y te tienes que adaptar. A pesar de que la tabla ahora mismo no sirve de nada, llevan siete victorias y se las han ganado a pulso porque están haciendo bien su trabajo”.

 

El encuentro será retransmitido por la aplicación de LaLigaSports.tv. Los árbitros del partido serán Bravo Loroño, Hurtado Almansa y Benavente Parra.

Facebooktwitter