El Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto, superado en Palma (98-81). Los blanquivioleta, que dominaron durante toda la primera mitad con mucho acierto y un gran baloncesto, terminaron sucumbiendo ante el alto ritmo impuesto por el Palmer Alma Mediterránea. Los baleares fueron de menos a más y asfixiaron a un Pucela que encadena su cuarta derrota consecutiva.

 

En un duelo marcado por el acierto anotador y el alto ritmo al que juegan ambos equipos, el encuentro en Palma se desarrolló a una velocidad endiablada desde que se lanzó la bola al aire. A pesar de unos problemas técnicos que pararon el encuentro durante unos minutos, fue el Clínica Sur-Aspasia quien impuso su ley y dominó desde el inicio (7-10). El tridente formado por Sergio de la Fuente, Antoine Mason y Matej Kavas (10 puntos en el primer periodo) comandó al Pucela hasta la recta final (19-24). Tras un tiempo muerto de Álex Pérez, eso sí, remontaron ligeramente los locales y un triple sobre la bocina de Pol Figueras clausuró el cuarto inaugural (26-28).

 

Palmer Alma Mediterránea optó por convertir el partido en un correcalles y subir una velocidad más a su juego, algo que aceptaron gustosamente los blanquivioleta, quienes mantuvieron el mando de la contienda. Con el canterano Juan García-Abril en cancha los vallisoletanos dispusieron de una máxima de ocho puntos (37-45), pero nuevamente llegó la reacción local en la recta final del periodo. De la mano de un Sean McDonnell desatado (20 de valoración al descanso), los baleares dieron la vuelta al partido en un visto y no visto y lo certificaron tal y como finalizaron los primeros diez minutos: con un triple de Pol Figueras sobre la bocina (49-48).

 

  • Asfixiados ante el alto ritmo palmesano

El Clínica Sur-Aspasia, que estaba desplegando un buen baloncesto y circulaba bien la bola, había anotado con facilidad, encontrando tiros liberados, aunque los castellanos todavía podían subir una marcha más en defensa. Cómodos con el ritmo que trataban de imponer los pupilos de Pau Tomàs y Álex Pérez, los blanquivioleta también dominaban los tableros (13-20 en rebotes) y estaban siendo liderados por un gran Matej Kavas (13 puntos y 17 de valoración).

 

Pero fueron los insulares quienes regresaron al parqué con más energía. El cuadro balear se escapó fugazmente (63-56) a pesar de que el ritmo del partido se había reducido, lo que provocó que el Pucela se encallase. Ante las dificultades para anotar emergió la figura de Nacho Martín, que anotó siete puntos de forma casi consecutiva para mantener al Clínica Sur-Aspasia en el partido (71-65). No obstante, el cruel guion de los últimos cuartos volvió a repetirse con un nuevo triple sobre la bocina, esta vez de Kristian Kullamae (74-65).

 

Los visitantes acusaron el golpe moral y sufrieron para reponerse. Con cada vez menos gasolina en el depósito, las canastas de los palmesanos al borde de sus posesiones siguieron castigando al equipo blanquivioleta. Los mallorquines, de hecho, ahondaron en la herida vallisoletana y establecieron una nueva máxima que dinamitó Pol Figueras con un triple que fue la puntilla del partido (88-72). El Clínica Sur-Aspasia, que intentó hasta la posesión final reducir las distancias, terminó superado ante un Palmer Alma Mediterránea que fue de menos a más para infringir la cuarta derrota consecutiva de los pucelanos (98-81).

 

  • Ficha técnica

(98) Palmer Alma Mediterránea Palma: Pol Figueras (18), Kristian Kullamae (16), Diego Rivas (3), Sean McDonnell (23), Justin Ruffington (12) -quinteto inicial-. También jugaron: Milan Suskavcevic (2), Karamo Jawara (2), Sergi Huguet (0), Alejandro Rivas (2), Ronnie Harrel (20), Sidney Correia (-) y Jacobo Díaz (-).

 

(81) Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto: Reed Timmer (10), Antoine Mason (11), Daniel Astilleros (2), Sergio de la Fuente (14), Joey van Zegeren (2) -quinteto inicial-. También jugaron: Greg Gantt (2), Matej Kavas (17), Nacho Martín (16), Justin Kohajda (1), Melwin Pantzar (2) y Juan García-Abril (4).

 

Parciales: 26-28, 23-20 (49-48 al descanso), 25-17 (74-65), 24-16 (98-81 final).

 

Árbitros: Mas Cagide, Franquesa Vázquez y Rodríguez Fernández. Sin eliminados.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la decimotercera jornada del Grupo de Clasificación de la Liga LEB Oro y disputado el domingo 11 de abril en el Polideportivo de Son Moix ante cerca de 150 espectadores.

Facebooktwitter