Triunfo importante y sólido del Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto para acariciar su presencia en la Final Four por el ascenso a Liga EBA. El conjunto de David Enciso y Alejandro Paniagua, en un día importante y marcado para el Club y el equipo, se impuso al CD Base de Segovia (95-34) para continuar volando en la zona alta de la clasificación.

 

Sin dar pie a sorpresas en casa, el Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto firmó una buena puesta en escena y puso el encuentro muy de cara desde que se lanzó la bola al aire. Y ya no perdió el mando en ningún momento. Álvaro García puso los primeros puntos en este 20 de marzo, 51º cumpleaños del Eterno Capitán Lalo García. Después del homenaje y la victoria del primer equipo en esa misma mañana, el filial se puso manos a la obra para hacerlo por partida doble.

 

Un 14-2 de inicio impulsó al cuadro blanquivioleta, que mantuvo el acierto en el segundo periodo. Defendiendo bien y dominando el rebote, los pupilos de David Enciso y Alejandro Paniagua pudieron correr al contraataque y castigar desde la larga distancia, sumando canastas también en posesiones estáticas. La ventaja, de ese modo, continuó creciendo.

 

Un nuevo arreón con un 14-0 de salida dejó casi sentenciado el encuentro, ya que, por si fuera poco, el tono físico del Clínica Sur Real Valladolid Baloncesto se mantuvo y siguió castigando al CD Base segoviano con un ritmo muy alto y fluidez en ataque. De ese modo, el triunfo (95-34), el decimotercero de la temporada, se quedó en Pisuerga para mantenerse en la zona alta de la clasificación y rozar la presencia en la Final Four por el ascenso a la Liga EBA.

 

El broche final, asimismo, lo puso Álvaro García de nuevo, quien, además de anotar los primeros puntos del partido, también hizo lo propio con los últimos. Regalo de cumpleaños para el Eterno Capitán Lalo García.

 

Facebooktwitter