El Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto cayó en la cancha del Grupo Inmapa Filipenses y puso fin a la buena racha de resultados que encadenaba (76-61). Los de David Enciso y Alejandro Paniagua pagaron el mal inicio de partido (12-0) y fueron a remolque durante todo el encuentro, de más a menos, pero incapaces de darle la vuelta a la contienda. Fruto de la importancia del partido y la entidad del rival, las pérdidas de los vallisoletanos permitieron a los palentinos escaparse, lo que a la postre fue definitivo.

 

Las tornas se igualaron en el segundo cuarto. Los blanquivioleta se mostraron más seguros con el balón y pudieron correr para reducir la ventaja al descanso (40-31). Superada la mala apuesta en escena, el único debe del Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto estaba siendo el cierre del rebote, pero, tras el descanso, una buena salida visitante igualó aun más el partido.

 

El tercero fue el mejor cuarto de los pucelanos. Más agresivos que su rival, los de David Enciso y Alejandro Paniagua tuvieron a los locales a tiro en varias posesiones, pero la flata de acierto en esas jugadas clave condenó al Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto. Los tiros claros no entraron y de los tres puntos de diferencia se volvió a poner todo cuesta arriba de cara al asalto final.

 

Y es que los últimos diez minutos fueron un quiero y no puedo. Grupo Inmapa Filipenses tomó una ligera ventaja y sentenció en la recta final, poniendo tierra de por medio, demasiada, con el filial blanquivioleta. Con una ventaja desmesurada tras la igualdad vista durante todo el partido, los palentinos finalmente acabaron con la racha de victorias del Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto.

 

Facebooktwitter