El Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto ya tiene la primera victoria de la temporada. El filial blanquivioleta se impuso en la cancha del Restaurante Los Arcos CB Solares, y lo hizo con cierta holgura. El triunfo, que sirve para refrendar el trabajo y la mejoría de los vallisoletanos, puede suponer el punto de partido para lo que está por venir en la cuarta división del baloncesto español.

 

Y es que el conjunto del Pisuerga dejó claro desde un primer minuto que podía imponerse en la cancha de un rival, el cuadro cántabro, que previamente había sumado dos victorias. Una buena puesta en escena de los visitantes, liderados por Pablo Martín, permitió a las ardillas correr y sumar con buenos porcentajes. El estilo, siendo clave desde un primer momento. Aunque los locales también estuvieron acertados y el primer periodo fue parejo. La tónica, asimismo, no cambió en el segundo y se prolongó la igualdad. Con ventajas de apenas dos y tres puntos para unos y otros, al descanso la diferencia era de tan solo uno.

 

Tras el descanso, el equipo solariego plantó una defensa zonal que el Clínica Sur-Aspasia RVB descifró y leyó a la perfección. Los de David Enciso, Alejandro Paniagua y Álvaro Díaz anotaron en las primeras posesiones, compartiendo el balón y circulando la bola con maestría. Un trabajo coral que permitió generar buenos tiros y anotar con acierto. Los locales, obligados a renunciar a la zona, se mostraron erráticos en el tiro y la defensa blanquivioleta continuó rayando a un buen nivel para llegar al último asalto con muchas papeletas de victoria.

 

No obstante, los cántabros apretaron y llegaron a reducir diferencias, poniéndose a solo tres puntos, pero la respuesta del Clínica Sur-Aspasia RV Baloncesto fue decisiva. Anotando varios triples y con buenos minutos de Raúl Popa, que hizo su debut con el segundo equipo del Pucela Basket, el filial vallisoletano mantuvo las buenas sensaciones y la intensidad defensiva. La buena dirección de Álvaro de Vicente otorgó tranquilidad a los castellanos en la recta final y el triunfo acabó llegando con cierta holgura.

 

Por si fuera poco, la victoria pucelana ratificó la buena labor coral del equipo con 20 asistencias repartidas. Haciendo un trabajo de equipo excelente, circulando el balón y siendo solidarios, las actuaciones de Pablo Martín (21 puntos y 14 rebotes) y de Álex de Castro (18 puntos) dieron brillo a un triunfo, el primero de la temporada, que debe servir como punto de partido para lo que está por venir. La primera, en el bolsillo.

 

Estadísticas

Facebooktwitter