El Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto ya tiene la décima victoria de la temporada. El filial blanquivioleta se impuso en la cancha del Club Soria Baloncesto Transler (69-89) merced a un tercer periodo en el que rompieron el partido. Los pupilos de David Enciso y Alejandro Paniagua, segundos, se mantienen en la parte alta de la clasificación.

 

A pesar de los 20 puntos de diferencia que imperan en el marcador, los vallisoletanos no firmaron una buena actuación y les costó entrar en el partido. La puesta en escena fue floja, falta de energía y con errores a ambos lados de la cancha, pero consiguieron reponerse al final de la primera parte. Aunque en el segundo asalto se prolongó la dinámica poco halagüeña, un parcial de 4-14 en la recta final permitió al Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto marcharse a vestuarios con ventaja.

 

Los de David Enciso y Alejandro Paniagua, sin embargo, despertaron tras el descanso. La clarividencia ofensiva y el acierto desde la larga distancia de los blanquivioleta permitió romper el encuentro con un 10-32 de parcial que les otorgaba una renta de 28 puntos con solo diez minutos por disputarse. La victoria estaba prácticamente en Pisuerga.

 

Pero, precisamente, esa sensación de triunfo antes de tiempo penalizó a un Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto que estuvo blando, ofreciendo muchas concesiones al rival y con poca energía, aunque finalmente sacó el partido adelante (69-89) para seguir mirando hacia arriba.

Facebooktwitter