El UEMC Real Valladolid Baloncesto se levanta en Pisuerga. Y viceversa. El feudo blanquivioleta, engalanado y empujando en todo momento, llevó en volandas a los locales hacia su primera victoria de la serie. Los de Paco García firmaron un tercer parcial descomunal en le que sacaron del campo al Movistar Estudiantes y alargan la serie hasta el cuarto partido, el cual se disputará el domingo a las 12.30 horas.

 

Alentado por un ambiente añejo y con recuerdo a las noches mágicas de Pisuerga, la puesta en escena del UEMC Real Valladolid Baloncesto bien mereció la apuesta del público. La afición respondió y ahora le tocaba al equipo blanquivioleta, misión en la que se afanó desde el inicio. Un triple de Davis Geks otorgó una mínima renta a los vallisoletanos después de un intenso intercambio de golpes (9-5), y desde entonces los locales llevaron la iniciativa.

 

Movistar Estudiantes subió el nivel defensivo y, de la máxima favorable al UEMC Pucela Basket (11-5), lograron recortar hasta colocarse a un solo punto (11-10). Los estudiantes se encomendaron a sus torres para castigar en la pintura, pero fueron los de Paco García quienes se anotaron el primer acto, a pesar de una pérdida con canasta en contra como última posesión (15-12).

 

Pero los pucelanos no se achantaron. Con 17-13 a favor, la tercera falta personal de Kavion Pippen lo mandó al banquillo y supuso un nuevo hándicap para Paco García, pero el equipo respondió, como acostumbra, ante las adversidades. Fue Melwin Pantzar el encargado de asumir galones en ataque y seis puntos consecutivos obligaron a Diego Epifanio a parar la contienda (23-17).

 

Movistar Estudiantes, no falto de recursos y talento, respondió con dos triples seguidos de Johnny Dee para poner las tablas de nuevo (23-23). Melwin Pantzar dio la réplica y los locales se volvieron a estirar (27-23), pero el guion de color colegial se repitió: tiempo muerto de Diego Epifanio, triple del anotador estadounidense, solo que esta vez, después de varias decisiones arbitrales controvertidas, fueron los madrileños quienes finalizaron el periodo mandando (29-32). Al UEMC Pucela Basket le tocaba remontar.

 

Acción, reacción, victorión

 

Y tal y como avisó Paco García en rueda de prensa, el UEMC Real Valladolid Baloncesto iba a darlo todo hasta la última gota. Y Pisuerga, también. El cuadro blanquivioleta salió con una marcha más no, con dos o tres por encima del rival y reventó el partido en un visto y no visto. La grada alentó y los locales ejecutaron, volando sobre el parqué, subiendo el nivel físico y castigando al contraataque. Un clínic de cinco minutos.

 

Ni siquiera dos tiempos muertos de Diego Epifanio pudieron frenar un parcial de 18-1 (47-33) que otorgó máxima a los locales y metió de llenó al público en la contienda. Era un nuevo contexto, un nuevo partido, en el que el UEMC Pucela Basket, desatado, estaba bordando el baloncesto. Con un quinteto pequeño, Paco García sorprendió a los colegiales y las ardillas obraron la remontada en un visto y no visto, alcanzado el último asalto por delante (50-39), pero aún quedaba la parte más complicada: consumarla.

 

Respondieron los madrileños tirando de galones, de experiencia, de saber estar en momentos críticos, pero no se amedrentó el UEMC Real Valladolid Baloncesto. Y en buena medida merced al apoyo de Pisuerga. Se pusieron a tiro los de Diego Epifanio (50-46) y lo paró Paco García a tiempo para preparar el arreón final y decisivo. Los colegiales entraron pronto en bonus y los castellanos, cual hormiguita, fueron sumando desde la línea de personal, abriendo brecha paulatinamente. Hasta un final de partido plácido en el que participó Kavion Pippen. 67-54 fue el resultado del victorión vallisoletano para alargar la serie hasta el cuarto partido, el cual se celebrará el domingo a las 12.30 horas.

 

  • Ficha técnica

 

(67) UEMC Real Valladolid Baloncesto: Alec Wintering (2), Davis Geks (5), Dominic Gilbert (11), Sergio de la Fuente (17), Justin Tafari Raffington (2) -quinteto inicial-. También jugaron: Fernando Revilla (-), Jaan Puidet (0), Nacho García (-), Sylvester Berg (2), Melwin Pantzar (15) y Jordy Kuiper (5).

(54) Movistar Estudiantes: Faggiano (0), Dee (14), Beirán (10), Djurisic (4), Larsen (5) -quinteto inicial-. También jugaron: Sola (2), Nacho Martín (7), Dos Anjos (8), Stoilov (-), Domínguez (-), Urtasun (2) y Nacho Arroyo (2).

Parciales: 15-12, 14-20, 21-7 y 17-15 (67-54 final).

Árbitros: Zafra Guerra, Ríos Marcos y Baena Criado.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la serie de playoffs de ascenso de la liga LEB Oro, disputado en el Polideportivo Pisuerga el viernes 3 de junio de 2022 y ante cerca de 4000 espectadores.

 

 

Facebooktwitter